Mauricio LLaver
24 abril, 2019 00:31

Tres grandes vinos franceses de este viaje

Entre lo que más me gustó están un Guigal 98, un Chablis 85 y un Chassagne-Montrachet 94.

Un tinto y dos blancos están entre los vinos franceses que más gustaron en este viaje. Y como no sé describirlos, simplemente debo decir que me parecieron diferentes, inolvidables, y que transformaron en únicos a los momentos en que los probamos.

El tinto fue un Guigal 98 llamado “Brune et Blonde de Guigal” (“Morocha y rubia de Guigal”). Es una bodega de la Côte Rôtie que conocí en 2011 junto, entre otros, a Alejandro Vigil, Matías Michelini, Jorge Ricitelli y Bernardo Bossi. En aquella visita nos habían impresionado los vinos top de Guigal (la trilogía
“La-La-La”), y esta vez el “Brune et blonde” me volvió a impresionar. Representa todo lo que le pido a un gran vino: que impacte desde el principio hasta el
final, que sea armónico, sin que nada le falte ni le sobre, y que no me lo olvide nunca.

Los blancos fueron un Chablis 85 y un Chassagne Montrachet 94, los dos con base Chardonnay. Lo primero que hicimos fue sacar cuentas: uno tiene 27 años y el otro 18. Y están estupendos. Me hicieron acordar a un Beaucastel 69 que tomamos el año pasado en Châteauneuf-du-Pape y que nos hizo preguntarnos si alguna vez lograríamos blancos tan longevos en la Argentina.

El Chablis y el Chassagne Montrachet (el Montrachet es el favorito de Hannibal Lecter, dicho sea de paso) están así por varios factores, según nos decía Marcelo Pelleriti. Y mencionaba a la acidez natural de los vinos, al suelo, la mineralidad y, en definitiva, al terroir. Marcelo dice que no necesariamente tienen que haber tenido mucha madera al principio y que quizás no eran tan indomables como se podría suponer: “El terroir es el terroir”. Y llegaba a la misma conclusión que el resto: todavía tenemos que esperar unos cuantos años para saber si nuestros blancos actuales pueden tener esa evolución. Lo cual nos lleva a otro tema que mencioné en un post anterior: que hay que seguir trabajando muy bien, pero con la humildad de saber que otros hacen grandes cosas desde hace mucho tiempo.

 

3 responses to Tres grandes vinos franceses de este viaje

  1. Exelente y sin dudas a tener en cuenta a la hora probar vinos de otras latitudes , pero me quede con una incognita , ¿y los corchos? o han sido reenconrchados ? o son de muy buena calidad! Salud!

    • La verdad que no sé cómo es el tema de los corchos, lamentablemente… Pero lo importante es que el vino llegue en esas condiciones. Gracias.

  2. Muy buenas tus crónicas! Hace poco recomendé e a un comprador que, en el caso de estar interesado por Cotes Du Rhones y no querer experimentar mucho por razones monetarias, que Chigal siempre da muy buenos resultados. Vinos nobles, vinificación n consistente sumado a una presentación n habitual los convierte en vinos fáciles de recomendar. Ahora veo que no solo a sus exponentes mas nuevos, tambien a los que tiene mas de 10 años!!! Salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *