Mauricio LLaver
25 agosto, 2019 20:44

Sachsenhausen, sin palabras

En pocos kilómetros de diferencia uno puede sentir que ha caído en el infierno. Esa fue la sensación al llegar, desde Berlín, al campo de concentración de Sachsenhausen. En la foto, el mismo cartel infame de todos los campos de concentración: “El trabajo los hará libres”.

Sachsenhausen está al norte de Berlín y es uno de los campos de concentración de los nazis… y de los soviéticos. Aquí se resume Berlín otra vez: pura historia, con horrores de varios bandos. Primero los nazis, que usaron al campo sucesivamente para los opositores dentro de su partido y de otros; después, para judíos y soviéticos; luego, caídos los nazis y con el campo en manos soviéticas, éstos que lo usaron para sus propios prisioneros cuando tomaron control de medio país: todos canallas. El problema de estar en un lugar así es cómo abordar lo inabordable. Cómo procesar el pararse en una barraca hedionda, ver las celdas mínimas de los prisioneros o estar parado en el lugar de las ejecuciones. No hay manera. Un dato de Sachshenhausen: el día record liquidaron a 10.000 personas. Esto es como Kurtz en El Corazón de las Tinieblas: “El horror, el horror”.

La cerca de alambre antes de la pared. El horror.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *