Mauricio LLaver
19 julio, 2019 13:43

La historieta de Catherine Peré-Vergé

Monteviejo ha editado “La Señora de Pomerol” en formato de comic. Y a mí no sólo me gustó sino también me llenó de recuerdos.

26 de julio 2014

Con los queridos José Luis Mounier y Eduardo Vidal en el viñedo top de La Violette, tempranito por la mañana antes de cosechar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ha sido una gran idea de la bodega Monteviejo y, además, a mí me llena de recuerdos. Ha editado un libro, con formato de historieta, sobre la vida de Catherine Peré-Vergé, la fundadora de la bodega que murió en 2013. Se llama “La Señora de Pomerol” y cuenta cómo Catherine, viniendo de una familia multimillonaria en el mundo de los cristales, terminó involucrándose con el vino. Los cuadros de la historieta la muestran como era: arrolladora, testaruda y de trato muy difícil. Pero también las cosas que lograba –como comprar varios chateaux y viñedos en Bordeaux (lo cual no es tan fácil como se puede suponer)- y mantener equipos de personas que, a pesar de su carácter, terminaban quedándose a su lado porque perseguía ambiciones que valían la pena intentar.

Un personaje central de “La Señora…” es Michel Rolland, ya que fue quien la convenció de invertir con Monteviejo en el Clos de los Siete. Pero no muy detrás de Michel viene Marcelo Pelleriti, su mano derecha en la Argentina, quien no sólo es un gran enólogo sino uno de los tipos más nobles que he conocido.

El libro me llena de recuerdos porque transcurre en lugares en los que he estado varias veces, especialmente en Pomerol. Y porque cuida de nombrar a toda la gente que rodeaba a madame, como Yves y Ghislaine, un matrimonio de Normandía que cocina para los argentinos que Marcelo se lleva todos los años a la cosecha. Allí estuve yo en 2012, con el negro Eduardo Vidal, el salteño José Luis Mounier y Marcelo Méndez y Ceferino Carmona, operarios de Monteviejo que manejan las barricas de Chateau Le Gay y Chateau Montviel mejor que cualquier francés.

Es uno de los recuerdos más bonitos que tengo, todos juntos desde el desayuno hasta la cena, en la bodega, haciendo microvinificaciones, probando vinos extraordinarios y, por supuesto, despotricando contra madame, que nos decía desde dónde nos teníamos que sentar en la mesa hasta la hora a la que nos teníamos que ir a dormir.

Era así. Una mujer muy brava. Pero para el cumpleaños del Marcelo Méndez abrió un Chablis 1985, preparó un salmón e hizo una torta de cumpleaños con sus propias manos. Y para elaborar sus vinos franceses –en un país donde parte del chauvinismo es su hegemonía histórica en vinos- se llevó a un enólogo joven de Mendoza, Argentina, y lo sostuvo durante las 13 cosechas que ella vivió con tanta intensidad. Y con eso logró que, poco antes de morirse, su Chateau La Violette 2010 consiguiera los 100 puntos Parker con que todos sueñan.

De todo eso me ha hecho acordar esta historieta, aparentemente tan ingenua pero tan llena de contenidos que vale la pena leer. Es un buen homenaje para una mujer fuera de escala.

 

4 responses to La historieta de Catherine Peré-Vergé

  1. que linda historia, esas son las personas q hacen falta osea mujeres como esa son las que cambian la historia, de el mundo o simplemente de una persona y lo engrandese. muy lindo recuerdo el suyo maestro llaver. comparta mas anecdotas,(si tiene ganas) un gran abrazo!!!

  2. Me emocionó profundamente su relato. Estuve en Le Gay con Marcelo Pelleretti y conocí a Catherine en Buenos Aires (juntamente con la gran troupe de propietarios de Clos de los Siete) y me pareció una mujer extraordinaria. Gracias por compartir este recuerdo.

  3. Una gran mujer, que vale la pena recordar y quiero adquirir historieta para mi biblioteca. Como es el procedimiento?
    Gracias.

    • Berta, le diría que se comunique con Marcelo Pelleriti o Pablo Molinengo, que manejan el tema del libro. Sus direcciones de Facebook son iguales que sus nombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *