Mauricio LLaver
19 julio, 2019 13:16

Esas noches que sólo el vino es capaz de conseguir

Pequeño relato de una noche tranquila de vinos con Vigil, Pi, Bajda y Schachner.

Fue una noche en lo de Alejandro Vigil, como muchas otras. Tranquila, con amigos: el propio Ale, Daniel Pi, el “Nesti” Bajda (segundo enólogo de Catena Zapata y un tipo llano, amable y divertido) y Michael Schachner, del Wine Enthusiast. Fue todo muy sencillo: unas entrañas y un cochinillo a la parrilla, comidos al lado del fogón, sin ninguna formalidad. Y nada más para decir, porque alcanza con mostrar las fotos de algunos de los vinos que tomamos: Chasagne-Montrachet 2004, Vega Sicilia Valbuena 1992, Nicolás Catena Zapata 2001, Chateau Latour 1996, Imperfecto 2010. Sólo se puede decir que fue una noche tranquila, de las buenas, que terminó con todos en el patio hablando de bueyes perdidos. No hace falta describir más nada para saber que el vino es capaz de conseguir todo eso, en amistades y placeres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nesti Bajda, maestro del cochinillo y de los cuchillos. Y de preparar los sesos sobre tostadas untadas con chimichurri.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *